Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2010 JoomlaWorks, a business unit of Nuevvo Webware Ltd.
Martes, 28 de Junio de 2016 16:16

Cine y arquitectura se dan la mano en un festival internacional en Santander

La cuarta edición del Festival Internacional de Cine y Arquitectura (FICARQ), que se celebra en Santander desde hoy martes hasta el sábado 2 de julio, cuenta con 15 películas y otros tantos documentales para profundizar en la relación entre el discurso audiovisual y el arquitectónico desde un punto de vista artístico. "Festivales de cine hay muchos, pero aquí la gente viene a ver filmes que no encuentra en otros eventos, porque el peso de la película tiene que estar en la dirección de arte. Eso es lo especial, por eso este año viene John Bell [director de arte y efectos especiales que trabajó en la factoría de George Lucas]", explica Ana Muriel, la directora del certamen.

Además de Bell, esta edición contará con la conferencia del arquitecto Francisco Aires, que fue profesor en la Graduate School of Design de la Universidad de Harvard e impartió seminarios y conferencias en América, Europa y Asia. Su estudio ha recibido varios reconocimientos, entre los que destacan los Architécti/Arkial Awards, en la II Bienal Iberoamericana de Arquitectura, o el Valmor Prize y la FAD de Arquitectura e Intervenciones Efímeras.

La sección oficial está compuesta por Arte en el séptimo arte (películas de ficción) y Arquitecturas filmadas (documentales). "Realmente son dos festivales en uno: ficción y documental. Pero lo más destacable es la llegada de directores de arte, como Gil Parrondo [ganador de dos Oscar], que vino en una de las anteriores ediciones", explica Muriel. Además de las dos secciones oficiales, el festival emitirá otros 10 títulos.

En la sección Arquitecturas filmadas, que pretende analizar la producción de los documentales de arquitectura, competirán, entre otros trabajos, 56, Or du temps, Silence o The Block. La sección Arte en el séptimo arte premiará a películas en las que la arquitectura esté presente, con títulos como Embers, Esa sensación, Crumbs o La obra del siglo. El mejor filme en cada una de estas secciones recibirá un premio de 1.500 euros. "El objetivo de este año es construir una espina dorsal bien fuerte, sólida. Por primera vez tenemos el apoyo de una institución pública y tenemos que aprovecharlo para hacerlo mejor y fidelizar a más gente", dice Muriel.

 

Noticia original